Ciclo 02 s02. Ex_Machina: Vínculos y problemáticas teóricas

maxresdefaultEJE 1: La representación antropomórfica de la máquina

-Proponemos reflexionar acerca de por qué los imaginarios representados en el cine sobre la máquina tienden a imitar al hombre, los valores humanos y los principios básicos de su comportamiento: ¿No podríamos pensar en los robots como una multiplicidad tecnológica de espacios des-localizados en la red (como el caso de Her, Spike Jonze, 2013). Es decir, ¿podemos pensar la máquina desde su desmaterialización espacial? y de ser así, ¿Cómo transformaría eso nuestra relación con la ciudad, con nuestro cuerpo y con la tecnología?

-Dentro de este eje, también cuestionaremos la configuración de una tecnología sexuada. Analizaremos la pertinencia de ello y pensaremos si es posible que la tecnología de lugar a nuevas formas de sexualidad que vayan más allá de la dicotomía masculino-femenino. En relación a la película, ¿por qué seguimos reproduciendo los estereotipos de la sexualidad y la misoginia en nuestra visión robótica?

Lectura:

Cuerpo-Experimental-Transmutativo
http://cmm.cenart.gob.mx/publicaciones/cuerpoexperimental.pdf

Ex-Machina-in-NorwayEJE 2: Datificación de la experiencia y nuevas formas de inteligencia artificial

-También pensaremos cómo se relaciona el paradigma que pretende reducir la experiencia humana a meros datos, frente a los comportamientos emergentes que son propios también de la lógica computacional.

-En esta línea, nos plantearemos los supuestos que sostienen la prueba de Turing y pensaremos en si las consideraciones que hacen sobre la inteligencia humana son suficientes para definir su complejidad. La prueba es de orden racional, se ejecuta a través de conversaciones, lo que puede motivar la pregunta de por qué pensamos que la inteligencia está solamente fincada en lo racional, o qué condiciones necesitaríamos para diluir la frontera entre lo humano y la máquina.

Lectura:

https://cminvestigacion.wordpress.com/2015/09/07/la-performatividad-algoritmica/

exmachina-2EJE 3: Lo privado y lo público

-Si pensamos en una tecnología desplazada a la red, entonces necesariamente tenemos que preguntarnos por la frontera entre lo público y lo privado. Ejemplos de ello encontramos en las cámaras CC que observan y permiten un control total de lo que sucede en cada rincón de la casa de Nathan, a tal grado de que Caleb se pregunta si es observado durante los cortes energéticos. Otra forma en la que aparece esta frontera diluida entre lo público y lo privado la encontramos en el hackeo empresarial de todas las redes sociales que Nathan usa para conformar el cerebro de Ava. Si este cerebro se nutre de la información de todos nosotros entonces cabe preguntarnos ¿Quién soy? ¿Quiénes somos “yo”? Y finalmente ¿Qué soy o puedo llegar a ser? Entre otras cosas, se diluye también la frontera entre lo sintético y lo orgánico.

-Este eje también nos dará pie para pensar en la singularidad tecnológica. Ray Kurzweil predice que la singularidad tecnológica, es decir la capacidad de las máquinas de auto-mejorarse y producir máquinas cada vez más inteligentes – a tal grado que sobrepasen la capacidad intelectual humana- se dará en el 2045.

Lectura:

https://www.techdirt.com/articles/20140609/07284327524/no-supercomputer-did-not-pass-turing-test-first-time-everyone-should-know-better.shtml

Adjuntamos, además, los siguientes links con diferentes textos de interés:

-A. Turing: “Máquina computacional e inteligencia”- Turing-Pensar

-R. A. Brooks: “Intelligence Without Reason”: bROOKS 1991 INTELLIGENCE WITHOUT REASON

-D. Casacuberta y J. Vallverdú: “E-Science and the data deluge”: data_deluge_2013-libre

-D. Haraway. “Manifiesto Cyborg”: ciborg Haraway

Ciclo 02: Cuerpo y ciudad: obsolescencia programada

exmachinaEl segundo ciclo del Laboratorio 3.0 se constituye como un espacio colaborativo entre la comunidad universitaria de la UCSJ y los Integrantes del Laboratorio Permanente de Investigación del Centro Multimedia en el CENART. Esta colaboración está diseñada para complejizar las perspectivas críticas sobre cuerpo, ciudad y tecnología desde saberes disciplinares distintos, además de abrir el debate al público general interesado en estos tópicos.

La tecnología digital ha propiciado el surgimiento de un modelo de humano que no puede pensarse desligado de su identidad ciborg. Los avances tecnológicos interactúan con el ser biológico, controlan sus ritmos de vida, analizan sus variables de comportamiento hasta generar cuerpos que se autoconsumen y reciclan, dentro de un contexto económico y social en el que el manejo de Big data revela y se combina con la biopolítica desde hace algunas décadas. El fenómeno se refleja también en el cuerpo de la ciudad como gran escaparate de un posthumanismo que, en su caso, se reproduce a través de la privatización y espectacularización del espacio público, el uso de arquitecturas defensivas o la gentrificación y la migración a la dimensión virtual de la vida y espacio urbano. Al modo de las estrategias comerciales de una marca, la ciudad se ofrece así como un producto de uso y reemplazo. Estos serán los detonadores del segundo ciclo de “Laboratorio 3.0”.

Encuentros:

-Miércoles 20 de enero (de 16.00h a 18.00h, Sala de Cine, Universidad del Claustro de Sor Juana)
Proyección y conversatorio: Ex Machina (Alex Garland, 2015. 108 min)

-Miércoles 10 de febrero (de 16.00h a 18.00h, Centro Multimedia, CENART)
Vínculos y problemáticas teóricas derivadas de Ex Machina

-Miércoles 9 de marzo (de 16.00h a 18.00h, Sala de Cine, Universidad del Claustro de Sor Juana)
Proyección y conversatorio. Dark City (Alex Proyas, 1998. 100 min)

-Miércoles 16 marzo (de 16.00h a 18.00h, Centro Multimedia, CENART)
Vínculos y problemáticas teóricas derivadas de Dark City

Ciclo 01S4: acta informal

flowersmiamiintlairportEn el conversatorio que se desarrolló en la cuarta sesión del Laboratorio 3.0 abordamos una multiplicidad de temas a partir de los ejes previstos de lenguaje y representación, el problema de la identidad y la legitimación de la violencia, así como las arquitecturas de la segregación. Partimos de la reflexión suscitada tras la proyección de la película Sector 9 (Neil Blonklamp) en la sesión anterior, si bien la discusión también se internó por asuntos de actualidad como los atentados de París o la crisis de refugiados en Europa.

Al hablar sobre lenguaje y representación cuestionamos los discursos de poder y cómo estos se extienden, desde la noción de hegemonía, por el cuerpo social. Conceptos como otredad, sentido de pertenencia y porosidad de las identidades nos hicieron reflexionar sobre nuestro lugar a uno y otro lado del concepto de “alien“, un término que delimina grados de comprensión que colindan con el debate sobre el “multiculturalismo” (¿hasta dónde estamos dispuestos a entendernos con el otro?), así como el arbitrio de normas o limbos legales.

Por otra parte, cuando hablamos sobre el problema de la identidad y la legitimación de la violencia, reflexionamos sobre la manera en que los mestizajes propios de la globalización han generado un shock entre identidades simbólicas cada vez más mixtas y controles fronterizos cada vez más férreos. Este eje nos condujo hacia el debate de la “identidad económica” en tanto pasaporte global que evita o incrementa fricciones y restricciones en la medida de la capacidad financiera de los grupos y personas.  La identidad del otro también se puede ver bajo la lupa de esquemas económicos, ya sea un turista, un migrante pobre o un inversionista en viaje de negocios.

d9-flower-made-by-wikus Por último, abordamos el tema de las cartografías de la separación. A partir de la idea de “guetos ricos y guetos pobres”, nos encontramos en la clásica paradoja de la jaula de oro, entornos autovigilados que someten a sus integrantes de clase alta a dinámicas carcelarias frente a un otro amenazante que extiende sus dominios por geografías incontroladas.  Los límites se hacen cada vez más finos y paradójicos entre el adentro y el afuera de la vigilancia o las arquitecturas de la segregación. Otro de los ejes de este último punto lo constituyó la justicia ambiental, centrada en las comunidades que se incorporan a los basureros a cielo abierto y sus usos de un espacio por definición insalubre. La planeación de la ciudad no es inocente, así como la delimitación de los espacios fronterizos, la elevación de vallas y muros o la extensión de visas, como el modo en que se concreta una política hacia el otro que nos define también a nosotros.

Ciclo 01 S4: preguntas

Para la cuarta sesión del Laboratorio 3.0 (próximo 25 de noviembre) se desarrollará un conversatorio en torno a las preguntas y temas que surgieron tras la proyección de Sector 9 (Neil Blonklamp). En concreto, proponemos tres ejes sobre los que se articule la conversación.

1. Lenguaje y representación

Illegal-immigration-sign

¿Cómo son los dispositivos de lenguaje que nos vinculan con el otro?, ¿cómo se representa al otro y cuáles son las posibilidades de un verdadero entendimiento? El propio lenguaje está atravesado por elementos que determinan el sistema de inclusiones y exclusiones de cualquier comunidad (en este sentido, nos preguntaremos por el término “alien”), por lo que puede actuar como medio de entendimiento o como muro de incomprensión. ¿Desde dónde traducir al otro?, ¿hasta dónde es posible?, ¿cómo son los protocolos informativos en su representación del otro, y en particular del migrante?

Lecturas recomendadas:

2. El problema de la identidad y la legitimación de la violencia

Muslims_Capitol

¿Cómo se forman las identidades?, en el juego de centralidad y subalternidad, ¿qué factores definen la posición en la que se sitúa a los individuos y sus comunidades de origen? La identidad determina normas morales, aparatos legales y legitima la violencia verbal y coercitiva. Desde este punto de vista, no solo abordaremos el clásico debate de la construcción de identidades subalternas desde la mirada occidental o colonial, sino el modo en que la globalización ha generado nuevas identidades mixtas, o cruces donde el factor económico, el humanitario y el geoestratégico difuminan las fronteras entre nosotros y los otros y redefinen las políticas estatales (y supraestatales) en cada momento. La reciente masacre de París, protagonizada por un comando terrorista compuesto por miembros nacidos en Francia, ha situado en primer plano el debate sobre este juego de las identidades y su relación con las acciones nacionales e internacionales de las principales potencias mundiales.

Lecturas recomendadas:

3.Fronteras, muros y arquitecturas defensivas: cartografías de la separación.

palestinos-tumba-de-Raquel-600x380

Las arquitecturas de la autoridad han extendido las lógicas espaciales de los tradicionales lugares de exclusión como las cárceles a entornos civiles marcados por la vigilancia y la separación. Muros y vallas fronterizas, controles aeroportuarios o arquitecturas defensivas en plazas y calles que castigan ciertos usos del espacio público se han vuelto moneda corriente.  Por otra parte, la “sectorización” también implica una separación “higiénica”, una distribución geográfica y mediambiental en la que los otros (los “aliens”) se ven arrojados a entornos espaciales precarios o insalubres. Se produce, por lo tanto, una división entre lo aséptico y lo no aséptico que autojustifica la segregación.

Lecturas recomendadas:

Ciclo 01 S3: acta informal

En la tercera sesión del Laboratorio 3.0, en la que proyectamos Sector 9 (Neill Blomkamp, 2009. 112 min), apuntamos diversos temas de interés para el conversatorio que tendrá lugar el 25 de noviembre en torno a la película y sus referencias sociales.
District_9_background_3
Los principales comentarios tras el visionado giraron en torno al lenguaje que nos separa de las comunidades pensadas como “otras”,  y los instrumentos físicos, a partir de los lingüísticos, que se alzan para hacer de esa separación una realidad efectiva: vallas y muros, legislaciones restrictivas y aparatos de represión.
Tomamos como ejemplo los hechos sucedidos con los migrantes procedentes de Siria y su recepción en Europa, así como los miles de migrantes latinoamericanos en Estados Unidos, a partir de los problemas de identidad, así como los sistemas de inclusión y exclusiones que desencadenan.
Desde estos ejes se propondrán los temas de discusión de la cuarta sesión del Laboratorio 3.0, centrada en las tensiones de la migración, la percepción del otro y las identidades mixtas de un mundo globalizado y a la vez segmentado.

 

 

Ciclo 01 S2: Acta informal

Nuestra segunda sesión se articuló en torno a tres preguntas:

1)¿El poder es logístico? sobre el uso de los dispositivos. Con ello nos interesaba cuestionar si es posible, desde el empleo de los mismos medios , lenguajes y tecnologías que configuran nuestra experiencia cotidiana, generar espacios de ruptura o subversión.  La mayoría de las intervenciones apoyaron la idea de una hegemonía política capaz de prever, incluso de construir interesadamente cualquier intento de ruptura, al modo de impasses en que el poder se recicla. Los dispositivos nos han hecho a su imagen y semejanza, podría concluirse, si bien también se apuntó la posibilidad de hackear el sistema desde dentro, haciendo uso de esos mismos aparatos. Reconocerse parte de él, por lo tanto, no limitaría necesariamente la creación de líneas de fuga y propuestas que estrategicamente elijan los dispositivos ya existentes de los que se puedan servir. La precondición que suponen estos dispositivos (físicos y simbólicos) ya dados no invalidaría, por lo tanto, la creación de nuevos lenguajes que sin pretender un imposile “grado 0” para esas lógicas precedentes las cuestionen y transformen.

qué-pasaría-si-Neo-tomara-la2-píldoras-roja-y-azul2) Individuo, colectividad y espacio público. Ponerse la máscara o desenmascararse, buscar una identidad colectiva en donde todos adopten un rostro común mientras se reivindica el respeto a los derechos individuales: el gesto de “V” nos ayuda a reflexionar en torno a cómo surgen, contemporáneamente, unas identidades colectivas fluidas, que no exigen lealtades fuertes sino parciales, con las que se reconfigura un espacio común atravesado por intersecciones y acciones puntuales. El individuo adopta la máscara del colectivo con acciones estratégicas, o adopta varias máscaras a la vez y se desenmascara sin sentir que traiciona el conjunto de prácticas que caracterizaban las militancias al uso. Son maneras rizomáticas, virales, de entender el espacio público, apariciones y desapariciones en un terreno que se sabe en crisis. “V” se mantiene en el subterráneo, en los espacios ocultos, mientras organiza sus intervenciones a pie de calle, lo que entendemos como espacio público, como irrupciones en territorio enemigo, un espacio altamente controlado por unas tecnologías del poder basadas en la vigilancia, la restricción física y la privatización. ¿Cómo reocupar los territorios extraídos, robados a una noción inclusiva de comunidad? Los movimientos del 15-M y Occupy Wall Street situaron la pregunta en el centro de sus reivindicaciones, lo que motiva nuestro tercer cuestionamiento.

v-for-vendetta-masked-people-b

3) ¿Una nueva era de las revoluciones? La posibilidad de generar un espacio de encuentro, donde una idea amplia de solidaridad permita compartir una serie de reivindicaciones básicas (un espacio en común), surgió como horizonte de deseo y a la vez inicio de una polémica en torno a las consecuencias de una afirmación tan optimista como aquella que se expresó por medio del célebre “We are the 99%“: ¿Qué hacer con quienes no integran ni el 99% ni el 1% restante?, ¿cómo evitar las decisiones por aclamación y la endeble posición de las minorías que se desprende de la cifra? La otra crítica al atronador (y esperanzador) final de la película se suscitó por apelar a los factores emocionales más que a la mirada racional sobre los acontecimientos, si bien también se apuntó la necesidad de un nuevo equipaje emocional para encarar las transformaciones sociales, quizás imposibles desde el inmovilismo que suele caracterizar al cálculo analílito. Desde esta posición, ocupar las plazas surge como una reivincación de formas alternativas de vida colectiva, de nuevos espacios de diálogo y dispositivos, sobre todo simbólicos, que desarrollen marcos de realidad emancipadores.